Temor a que el alcalde de Málaga haga del Guadalmedina otro juguete roto de la ciudad

El parlamentario andaluz de Izquierda Unida por Málaga, José Antonio Castro, ha mostrado esta mañana su preocupación por que el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, quiera hacer del Guadalmedina “su nuevo juguete roto de la ciudad”.

 

Castro ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación junto a los concejales de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, para dar a conocer las novedades en relación al proyecto de adecuación del río, entre ellas una respuesta del consejero de Medio Ambiente donde se dice no tener conocimiento expreso de la propuesta concreta del Ayuntamiento de Málaga (sic) sobre la senda verde en el Gualdamedina.

 

Castro acusó a De la Torre de “ser especialista” en convertir en juguetes rotos proyectos que son vitales para la vertebración de la ciudad. Recordó que el primer edil de la capital  daba noticias sobre estas cuestiones, y que por tal motivo, IU preguntó al consejero por la tramitación, de donde se ha derivado la mencionada respuesta. 

 

Pero, además, añade el diputado andaluz, el consejero ya anunció en mayo del pasado año  su voluntad por articular los mecanismos para que se creara esta vía verde, siempre que se garantizaran los requisitos legales oportunos para ello (seguridad para la Ciudadanía, no ocupaciones permanentes del dominio público, etc).

 

Castro ha anunciado que el grupo parlamentario volverá a presentar iniciativas al respecto, haciendo hincapié en la creación del comité director y el técnico, así como la oficina del rio, que deben constituirse tras la firma del protocolo, y en la financiación que va a aportar la Junta en dicho proyecto.

 

Por su parte, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha criticado al equipo de gobierno por sacar unas bases para la redacción del Plan Especial del Guadalmedina, que no tienen nada que ver con los elementos que surgieron de las ideas ganadoras del concurso que convocó la Fundación Ciedes.

Ha acusado al alcalde de hacer creer con su falta de iniciativa de que se empieza de cero en un proyecto que tiene ya mucho camino andado y ha mostrado su temor a que el proyecto se convierta en otra arma arrojadiza de De la Torre contra la Junta de Andalucía.

 

Las bases publicitadas por el Ayuntamiento no establecen la delimitación territorial que tendrá el plan especial, y qué barrios quedarán incluidos en el mismo, ya que los del margen oeste del río podrían volver a quedar “huérfanos”, una vez más, de un instrumento de protección y desarrollo; mientras que en la zona Este tampoco se sabe si La Trinidad y El Perchel se ven afectados.

 

Zorrilla ha criticado también el afán del alcalde por estar únicamente preocupado por soterrar el tráfico de ambos márgenes,  pero no de planificar con estudios rigurosos cómo hacerlo, de manera que tan solo hay un estudio en el que se examina cómo afecta “a los vados de los edificios colindantes”.

 

El edil ha acusado a De la Torre a seguir moviéndose “a golpes de titulares” cuando habla de puentes-plazas en el Guadalmedina, que se parecen demasiado a la idea que siempre ha tenido de embovedar el río. El portavoz de Málaga para la Gente aceptaría ese tipo de espacios si sirvieran para crear equipamientos ciudadanos, elementos de articulación entre barrios, pero no “las ideas más propias de mitad de sigo XX a que nos tiene acostumbrados el alcalde”.

 

Zorrilla también ha sido muy crítico por la falta de participación de agentes sociales y ciudadanos y de que el plan especial no sea redactado por la Gerencia Municipal de Urbanismo, que cuenta con técnicos muy preparados para ello. “Como resultado de todo esto, el concurso para la redacción del plan especial ha tenido que ser ampliado porque no se ha presentado nadie”, recuerda Zorrilla, que estudiará las acciones que emprenderá una vez que finalice el nuevo plazo. “Queremos un proyecto que se base en las ideas ganadoras del concurso de la Fundación Ciedes, en la participación ciudadana y que no suponga otro ejemplo de anquilosamiento en el que está sumido alcaldes y su equipo de gobierno, propio de todos los finales de etapa”.

 


image/jpeg icon
web.jpg 1.47 MB