Exigimos al PP de Málaga que se acabe con el nombramiento de los jefes “a dedo” en el Ayuntamiento

El grupo municipal Málaga para la Gente exigirá mañana, en la Comisión de Economía, Hacienda, Reactivación Económica, Promoción Empresarial, Empleo y Turismo que los nombramientos de jefes de servicio, de negociado y de sección se hagan por concurso de libre concurrencia y ante un tribunal, en el que se tenga en cuenta el mérito y la capacidad del empleado, para dar cumplimiento a los acuerdos plenarios adoptados.

 

En la actualidad existen al menos 325 jefaturas ocupadas en el Ayuntamiento de Málaga y todas por designación directa, mientras hay otras 50 plazas sin ocupar. El portavoz del grupo municipal, Eduardo Zorrilla, defiende mañana en esta comisión una moción encaminada a parar una práctica excepcional que el equipo de gobierno ha generalizado: “la designación a dedo de los puestos de jefaturas en la administración municipal. La ley prevé que los puestos de jefatura sean cubiertos por concurso oposición interno y sólo en casos excepcionales permite la libre designación, siempre limitado en el tiempo y de forma provisional”.

 

Zorrilla destaca que esta situación genera además una enorme opacidad, la falta de transparencia en la estructura municipal, confusión, clientelismo y situación de conflicto, por ejemplo a la hora de elaborar informes favorables o desfavorables a los intereses del equipo de gobierno. “Se pueden dar casos en los que  habilitados nacionales, el secretario y el interventor, cuyos puestos tienen absoluta independencia del gobierno municipal, hayan realizado informes que contradicen al equipo de gobierno mientras que las jefaturas nombradas a dedo por el equipo de gobierno hayan elaborado informes que dicen justo lo contrario generando un efecto nefasto a los administrados”.

 

Además, el edil de MpG  recuerda que la inexistencia de una relación de puestos de trabajo (RPT) pese a que ser una obligación según la Ley genera una situación caótica, la que ayuda a mantener la arbitrariedad a la hora de nombrar a los jefes de negociado, sección, servicio al no ser ocupados por concurso de méritos. “El equipo de gobierno ha eliminado jefaturas ocupadas por funcionarios que han accedido a las mismas desde un concurso de libre concurrencia y ante un tribunal, para crear otras con diferente denominación y nombrar a personas de su interés, como ha ocurrido recientemente en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) donde tampoco existe una relación de puestos de trabajo (RPT) pese a la obligación legal de hacerla además de en el Ayuntamiento también en los organismos autónomos”.

 

Otro tanto ocurre en las áreas de Medio Ambiente, Cultura, Derechos Sociales, Comercio, Consumo, o en las Juntas de Distrito, donde existen hasta siete sentencias judiciales, una de ellas firme, que  obliga a cubrir los puestos mediante procedimientos que garanticen los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, a la vez que le impone el pago de las costas del juicio.

 

“A la vista de cómo se está actuando nuestro grupo exige al equipo de gobierno que se cumplan la Ley que obliga a respetar los principios igualdad, mérito, capacidad y publicidad, así como los acuerdos plenarios adoptados sobre este asunto”.

En el pleno de octubre de 2016 se aprobó a instancias de una moción de Málaga para la Gente  en esa línea

 

La  moción que Zorrilla defiende mañana  instar también al equipo de gobierno a que se consensue y apruebe una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para el Ayuntamiento y sus Organismos Autónomos, en el plazo de tres meses, para dar cumplimiento a los acuerdos plenarios adoptado; así como que se eliminen todas las contrataciones de falsos autónomos y los contratos externos de servicios que no estén debidamente justificados y enmascaren una relación laboral, para dar cumplimiento a los acuerdos plenarios adoptados.

 

“La aprobación de la RPT en pondría coto a la proliferación y extensión de las contrataciones masivas de falsos autónomos  o contratos externos de servicios que no estén justificados. Aunque estos últimos pueden ser necesarios en determinados momentos, se acotarían a los imprescindibles pero no sería la práctica habitual como ocurre actualmente, que según varias sentencias constituyen relaciones jurídicas de carácter funcionarial o laboral, que deberían desarrollar empleados municipales”, concluye el edil.