Queremos que el Ayuntamiento de Málaga reclame a la Junta la Ley de Renta Básica

El grupo municipal Málaga para la Gente propondrá el jueves que el pleno del Ayuntamiento reclame la puesta en marcha de una renta básica, así como el cumplimiento del Art. 23. Apdo. 2ª del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

 

En Andalucía y España Málaga ocupa los puestos más altos todos los indicadores de desigualdad. El Coeficiente de Gini, indicador de la desigualdad, sitúa a España como uno de los países más desiguales. Este es también el caso de Málaga, según los indicadores de Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU).

 

Actualmente, tres millones de andaluces están en riesgo de pobreza, que pasan inmediatamente a situación de exclusión en cuanto les falta el trabajo precario y poco remunerado, el alquiler social, bono de suministros o cualquier bonificación o ayuda. Además, se ha implantado un nuevo ejemplo de afectado por la crisis que es el trabajador empobrecido, que vive en casa de sus padres, amigos, albergues o pisos compartidos. La gente sobrevive gracias a la solidaridad de las familias y otras cosas. La concejala de este grupo político, Remedios Ramos, asegura que es necesaria una renta básica para que puedan vivir dignamente. Según datos del Observatorio Municipal Contra la Pobreza en Málaga el 10% de la población se encuentra ya en situación de exclusión social y el 30% está en riesgo de caer en la exclusión, de los que el 25% son nuevas familias que han entrado en este estadío recientemente. Igualmente, el 75% no tiene trabajo y el 50% no tiene estudios. “Nuestro grupo recibe a diario a personas en situación de riesgo social, muchas de ellas con problemas de vivienda y que, al menos, una vez al año han pedido ayudas. No podemos dejar a personas deambulando por los comedores sociales y economatos. Es necesaria ya una Renta Básica, que no sustituya a otras ayudas sociales”, añade la edil de Izquierda Unida.

 

MpG entiende que es inaplazable la aprobación de la Ley que haga realidad el derecho contenido en el Estatuto de Autonomía acerca de la Renta Básica, cuyo artículo 23, en su apartado segundo, ha establecido el derecho social básico de los andaluces a disponer de unos ingresos públicos mínimos que garanticen la satisfacción de las necesidades vitales mínimas.

 

 

Esta renta básica social podría ser transferida a los Ayuntamientos o gestionarse de forma conjunta entre la Junta de Andalucía y las entidades locales, por ser ésta la administración más cercana a la ciudadanía y la primera en detectar todas las situaciones de familias que tienen necesidades de cualquier tipo y no tienen como afrontarlas.

 

La moción que defenderá en pleno Málaga para la Gente incluye también instar al Parlamento de Andalucía a aprobar la Ley de la Renta Básica de Andalucía, que garantice el derecho a vivir con dignidad a todas las personas, en el plazo más breve posible, para dar cumplimiento a dichas disposiciones estatutarias. También consignación presupuestaria para su financiación. “En cuanto al coste y financiación, también hay que señalar que, según estudios al respecto, la Renta Básica pasaría a absorber en un 70% las ayudas y prestaciones que en la actualidad ya existen, tanto municipales como autonómicas, a la vez que se optimizarían recursos, simplificarían trámites y unificación criterios”.

 

Se trataría de ordenar, unificar y simplificar, eliminando sólo las prestaciones monetarias de cuantía inferior, pero no de suprimir derechos sociales, la renta básica debe ponerse en marcha manteniendo el estado del bienestar, o al menos lo que queda de él, nunca debe de ser a cambio de desmantelarla. En la actualidad, explica Remedios Ramos, una misma familia con necesidades, puede solicitar una ayuda o prestaciones a la Junta o al Ayuntamiento cada año, y de distinto tipo, una ayuda de emergencia para alimentos, ayuda al alquiler del IMV, la ayuda escolar, la ayuda para el pago de suministros, y a la vez acudir a ONG’s como Caritas para poder sobrevivir.