Explicamos a Greempeace nuestras campañas contra la especulación urbanística

Dirigentes de Izquierda Unida y cargos institucionales de la coalición han visitado esta mañana el barco que la organización Greenpeace tiene atracado en el Puerto de Málaga y se han entrevistado con su máxima responsable, Pilar Marcos, a la que le han expuesto la situación de algunos proyectos especulativos contra los que la coalición viene trabajando.

Entre los asistentes a la reunión se encontraba el responsable provincial de Organización de IU, Dámaso Márquez, el del área de Medio Ambiente, Salvador Arijo, o la diputada nacional Eva García Sempere y la concejala Remedios Ramos, así como Rodrigo Muñoz, de la asamblea de El Palo, que ha explicado la situación de los vecinos a causa de la incineradora de la fábrica de La Araña.

 

Greenpeace está visitando la costa mediterránea donde denuncia la desprotección del litoral ante las evidencias de que vuelve el urbanismo incontrolado de hace unas décadas. El buque realizará un tour por el Mediterráneo hasta el día 17, con el fin de denunciar la desprotección del litoral ante un previsible renacer del urbanismo costero

Precisamente de las campañas contra proyectos urbanísticos especulativos en el litoral ha hablado la concejala Remedios Ramos, que ha explicado los trabajos que IU y el grupo en el que se integra dentro del Ayuntamiento, Málaga para la Gente, vienen desarrollando frente a la construcción de una torre-hotel-casino en el Puerto o La Térmica.

 

Ramos ha destacado que en la capital apenas quedan playas libres y que están condenadas a desaparecer gracias a la acción del urbanismo depredador, con el apoyo de institucionales regionales y nacionales. Ese es el caso, de la concesión al jeque Al Thani de los terrenos de Arraijanal o la operación millonaria de los terrenos de la antigua central de La Térmica, a los que administraciones públicas están “bendiciendo” frente a la mayoría de la ciudadanía.

 

También se ha hablado de la protección de las aguas y de la pesca. Eva García Sempere, portavoz del grupo en la Comisión de Pesca del Parlamento Nacional, ha explicado la preocupación que tienen ante la proliferación de actividad de acuicultura en aguas públicas, con la consiguiente privatización de este espacio y los perjuicios que suponen.

 

Por su parte, Dámaso Márquez ha agradecido la labor que realizan miles de personas en Greenpeace en todo el mundo y ha lamentado que se esté produciendo un retroceso en política medioambiental, lo que vuelve a abrir la puerta a la especulación de las zonas que quedaron libres después del último boom urbanístico, tanto en el interior como en el litoral.