Los PJA: "venden maquetas, pero no ponen ni un ladrillo"

El proyecto de presupuestos andaluces es malo para la provincia, porque lo es para la mayoría social de Málaga y del resto de la Comunidad; para los 150.000 desempleados y para los más de la mitad éstos, que no perciben ayuda alguna. Así se ha pronunciado el coordinador provincial de Izquierda Unida, Guzmán Ahumada, durante la rueda de prensa en la que ha presentado junto al parlamentario andaluz por Málaga, José Antonio Castro, los efectos que los PJA de 2018 tendrán para las aspiraciones ciudadanas.

 

Ahumada ha añadido que la mayoría social necesita que se ejecuten presupuestos, y para ello hay que consignar lo que se promete. “Tampoco nos alejan de la brecha social y no resuelven los principales problemas de infraestructuras y de servicios de la provincia.

Los dirigentes de Izquierda Unida han lamentado que el consejero de Empleo, el malagueño Javier Carnero, presentara los PJA haciendo “un ejercicio de entereza política” al anunciar inversiones para la provincia, de las que el 90 por ciento no aparecen, sino que, en teoría, estarían dentro del cómputo andaluz sin especificar.

 

Castro ha avisado de que se han anunciado inversiones que vienen ofreciendo año tras año y que nunca ejecutan, ironizando con llevarlas al libro “Guinness” de los récords en lugar de presentar enmiendas. Otras, han bajado y algunas son gastos con pátina de inversiones.

Así, han denunciado los representantes de IU, se anuncian 100 millones de euros para el metro, cuando de esta cantidad setenta van para pagar la tarifa técnica de las líneas actuales, y con el resto no hay para los proyectos de Atarazanas y Hospital Civil. También se cumple el vaticinio sobre la EDAR Norte (que afecta a la capital, Cártama y Alhaurin) ya que de los 100 millones que se presupuestaron originariamente en la declaración de infraestructuras de interés de 2010, ahora se habla de 70. “Ya denunciamos en su día que pretendían rebajar el coste y eso suponía rebajar su efectividad, y ello significará que seguirán las natas en la playa cada verano, en un provincia que vive fundamentalmente del Turismo”.

 

Castro ha alertado de que si se aprueban inversiones para el trasvase de agua del pantano de Iznajar a la comarca de Antequera y no se atajan los problemas de raíz, “nos van a llevar a la ruina y al colapso gastando lo que no tenemos. En lugar de sacar pecho, lo que debe hacer el gobierno andaluz es cumplir la directiva Marco Europea “ gastando lo que no tenemos.

Por su parte, Guzmán Ahumada ha incidido en dos cuestiones importantes, la falta de inversiones reales en Empleo y en Sanidad, Educación y Servicios Sociales. En los anuncios de la Junta, dice el coordinador provincial, se echa en falta inversiones para el tercer hospital en Málaga, las obras del hospital Costa del Sol, y las de mejora y ampliación en aquellos centros de salud y consultorios que llevan una década esperando. Igual ocurre con los centros educativos, cuyo déficit no se palía con el anunciado de construcción de tres en toda la provincia.

Ahumada ha hecho un apartado especial para la participación de los ayuntamientos en los impuestos , la conocida como Patrica, ya que “los ayuntamientos necesitan recuperar urgentemente los recursos para seguir ofreciendo servicios”, mientras la partida de ésta sigue congelada. El responsable político ha reclamado que los municipios recuperen ese 25 por ciento que estima la Ley para colaborar en paliar los efectos de las continuas reformas y recortes que están teniendo.

 

Izquierda Unida va a ir “de lo concreto a lo general, presentando enmiendas provincializadas y exigiendo que en el anexo de inversiones aparezcan las que anunció el consejero de Empleo.

 

Andalucía presentará enmienda a la totalidad

El diputado andaluz ha anunciado hoy que el grupo parlamentario presentará una enmienda a la totalidad del Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2018 toda vez que consideran que el presupuesto “tiene trampa”.

José Antonio Castro ha advertido que el presupuesto plantea un crecimiento de un 2,8 en un proceso expansivo pero la realidad es que el presupuesto “presenta una desaceleración del crecimiento” a la vez que apuesta por una concentración de la riqueza “en manos del as rentas más altas”.

Así ha explicado que la aportación de Ciudadanos a este presupuesto es la mejora de la situación de las “rentas más altas” por lo que “dejamos de ingresar más de 700 millones con el blindaje de la riqueza de las rentas más altas de Andalucía”.

Castro ha señalado que si bien la Junta plantea un crecimiento de la economía, “Andalucía no sale de la crisis” puesto que las cuentas para 2018 “mantienen los recortes con respecto a la situación de 2008, con las inversiones estancada” a la vez que “sigue sin afrontar la desigualdad social, de género y la explotación laboral”.

“Otro problema es que todo es humo”, ha señalado el diputado, que considera que el gobierno autonómico “presenta bonitas maquetas pero sabemos que no ponen ni un solo ladrillo”. Así, Castro se ha referido a los ejemplos “más sangrantes” en Empleo e Igualdad.

En Empleo, Castro ha destacado que el PJA vuelve a presentar el Programa de Empleo Industrial con 308 millones presupuestados. Ha recordado que en el anterior ejercicio, el presupuesto contaba con 200 millones de euros para este programa de los que “no se ha ejecutado nada”.

Por ello Castro ha denunciado que las cuentas de 2018 contemplan los 200 millones anteriores a los que le han sumado 108 millones más y “patada hacia delante”.

En Igualdad y Política Social, ha considerado una “subida muy ridícula” toda vez que esta Consejería debe enfrentarse a las nuevas leyes de Servicios Sociales, Discapacidad y a la anunciada Renta Básica de Inserción. “Aparece una renta básica con el mismo presupuesto que veníamos desarrollando” ha denunciado Castro que teme que en realidad solo sea un “cambio de nombre” y que en lugar de contemplar su pago en seis meses, sea de un año para reducir a la mitad los beneficiarios. “Haciendo las cuentas, no nos cuadra”, ha remachado.