Málaga, la primera ciudad en contar con una dirección colegiada

La asamblea municipal de Izquierda Unida en la capital apoyó anoche con el 85,7 por ciento de los votos la candidatura “Marea Malagueña” y con ella la creación de un órgano de dirección colegiado compuesto por cinco miembros.

 

Esta dirección está formada por la concejala en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, el polítólogo, Víctor Hernández y el profesor de la UMA, Salvador Arijo, además de un representante elegido por los dos partidos integrantes en IU capital, que son la UJC y el PCA. De esta forma, se elimina la figura del coordinador como hasta ahora se entendía y pasa a ser máximo órgano un Consejo General con portavocías. La cara externa de dicho órgano será Remedios Ramos.

 

Fue la única candidatura presentada a sustituir al actual coordinador local, Francisco Guzmán, y sólo obtuvo 7,1 por ciento de votos en contra y otros tantos en blanco. El nuevo diseño de dirección va en sintonía con lo acordado en las asambleas federal y andaluza de superación y búsqueda constante “de elementos que desborden la estructura actual”, explicó Hernández, quien añadió que para ir hacia la nueva Izquierda Unida “no hay que cerrar IU”. De hecho, el documento político que acompaña a la nueva dirección ya se deja claro que no es posible en la capital contar con un espacio socio-electoral al margen de IU, pero tampoco una Izquierda Unida ocupando ese espacio en solitario.

En igual sentido se pronunció Salvador Arijo, que señaló a IU como “el punto de encuentro de la diáspora”.

Por su parte, Remedios Ramos, animó a no tener miedo al futuro, “pudimos ganar Málaga y no fue posible, pero vamos a romper y expulsar de una vez por todas al PP”, gracias a esas confluencias de movimientos ciudadanos y sociales.

 

 

Málaga es la primera ciudad española en la que Izquierda Unida crea un máximo órgano de dirección coral, aunque ya lo hacen en la Comunidad de Madrid.

 

El coordinador provincial de la coalición, Guzmán Ahumada, saludó con entusiasmo a la nueva dirección, a la vez que agradeció al anterior coordinador el trabajo realizado durante este tiempo. El dirigente provincial alentó a hacer de IU un proyecto de mayoría y anunció que tanto la provincia como el resto del Estado tenía los ojos puestos en la capital con esperanzas.

 

En el plano municipal, los nuevos dirigentes hablaron de la idea que se ha querido imprimir de que existe una renovación urbanística y una modernización de la ciudad que contrasta con la tasa de pobreza, la precariedad del empleo. ·En definitiva, el decorado ha mejorado, pero los habitantes de Málaga, no”.

 

El PP ha convertido Málaga en una ciudad impersonal, donde han desaparecido los comercios locales, pequeños empresarios y autónomos, “dirigiéndonos hacia un parque temático del centro, con sus habitantes expulsados por falta de servicios básicos, especulación y ruidos”. Los barrios marginales que crearon PP y PSOE no han desaparecido y se encuentran peor que nunca, abandonados por las instituciones. La especulación urbanística campa por toda la ciudad y los ciudadanos se ven alejados de la Administración que se supone más cercana a ellos. Frente a todo ello, la nueva dirección local de IU se propone caminar con todos los colectivos y grupos ciudadanos y políticos que tienen una visión distinta de la ciudad.