Hay voluntad política para que Málaga sea sólo la terraza de verano

Hay una voluntad política de que Málaga sea únicamente la terraza de verano de Andalucía y desde las instituciones no se apuesta por un cambio de modelo productivo que beneficiaría más allá de nuestra fronteras territoriales. Así se ha expresado esta mañana el coordinador provincial de Izquierda Unida, Guzmán Ahumada, durante su reunión con una representación de los estibadores malagueños, con quienes han acordado emprender un trabajo conjunto para encontrar el máximo apoyo posible para que se ejecute de una vez el proyecto del soterramiento del Puerto.

 

Este encuentro es el primero que mantienen dirigentes provinciales con colectivos sociales, después de que en la pasada asamblea se acordara iniciar un proceso de acercamiento a movimientos sociales y ciudadanos encaminados a crear una alternativa.

 

En la reunión han participado, además de Ahumada, la diputada nacional Eva García Sempere, el responsable de Organización, Dámaso Márquez y el concejal Eduardo Zorrilla. “Estamos satisfechos con esta primera reunión, porque se cumplen objetivos que nos hemos marcados, como es servir de herramienta para los colectivos y caminar junto a la mayoría social malagueña una propuesta estratégica y programática para Málaga”.

 

De este encuentro salen “deberes” para impulsar espacios de encuentros con otros sectores afectados, para tejer alianzas para defender el sector productivo en el Puerto de Málaga. “El soterramiento es un beneficio para la provincia y para la zona oriental de Andalucía y su ejecución supone una inversión de 50 millones de euros, que no es cantidad importante si se tiene encuentra de que hablamos de que es una actuación de estrategia para la economía”, señala Ahumada.

 

El coordinador provincial de IU destaca la voluntad de los estibadores por reclamar un proyecto que viene a traer al Puerto de Málaga una importante carga de trabajo y de desarrollo económico. El soterramiento permitiría conectar por ferrocarril el Puerto con Antequera, una vez que se concluya el Puerto Seco, en media hora. “Es una apuesta por la diversidad y apostando por estos sectores se crea empleo estable y de calidad en la provincia. Pero no es una cuestión sólo de la provincia, sino que transciende a toda Andalucía Orienta, porque da salida a la zona tropical de Granada, a Jaén y Córdoba”.

IU estibadores acuerdan ir a la búsqueda “de aliados” para crear espacios donde tejer alianzas y defender el cambio de modelo productivo malagueño a partir de estas estrategia concreta.