Iniciativas para impedir que el Centro Histórico de Málaga sólo tenga uso comercial y hostelero

El grupo municipal Málaga para la Gente quiere que el Ayuntamiento impida que el Centro Histórico sea considerado exclusivamente como zona comercial y turística, como están pidiendo alguna asociación de hosteleros y el grupo Ciudadanos.

 

Para ello, sus concejales defenderán mañana en el pleno una moción urgente donde, además de lo ya mencionado, también se pide al equipo de gobierno que emprenda  medidas urgentes para impedir la expulsión de residentes  y que ponga en marcha de forma inmediata todos los instrumentos reguladores con los que cuenta y están paralizados, en particular en plan de protección de  las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) y la revisión de PEPRI Centro, paralizado desde 2014.

 

Los concejales del grupo municipal, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, ha recordado hoy que esta pequeña pastilla de la ciudad ha perdido en los últimos años un total de 10.000 residentes y se ha convertido “en un parque temático de establecimientos hosteleros y bares de copas”, término, acuñado por el propio Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU)

 

Zorrilla achaca esta situación a la política del PP de favorecer “el uso intensivo” en un espacio pequeño, del monocultivo, que ha convertido la zona para los residentes en un territorio “hostil”, lo que unido a la falta de equipamientos propios de zonas habitadas, ha llevado a estas personas a buscar otros lugares para trasladarse.

 

El portavoz de IU-Málaga para la Gente asegura que el Ayuntamiento tiene instrumentos para un reequilibro de los usos y un desarrollo turístico sostenible,  pero ha preferido favorecer lo contrario. Y la propuesta de C´s y algunos hosteleros de que el Centro Histórico deje de tener uso residencial y que sólo sea zona comercial y turística, “es la culminación de un modelo de explotación que favorece a unos pocos y perjudica a los ciudadanos que residen allí y a los que ven cómo los fondos públicos se destinan a infraestructuras para el centro. Zorrrilla entiende que el alcalde y su grupo, junto a Ciudadanos, pueden llevar a Málaga hacia un turismo denominado “low coast” y les ha pedido que dejen de mirarse “Magaluf”.

 

En su moción, Málaga para la Gente también pide al equipo de gobierno a adoptar medidas urgentes respecto a la masificación y saturación de determinadas zonas por la sobreoferta hostelera y de locales de ocio, usos intensivos terciarios y de apartamentos turísticos, que contemple e integre los informes, recomendaciones y elementos recogidos en la Agenda 21 y del Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU)