Es posible crear un gran bosque en los antiguos terrenos de Repsol

Málaga Ahora, Málaga para la Gente y el concejal no adscrito registran una moción a instancias de la Plataforma por el Bosque Urbano para que se modifique el PGOU y se tramiten las ayudas a la Unión Europea a proyecto verdes.

Hoy el Día Internacional de los Bosques, en esta edición precisamente dedicada a los bosques urbanos, y el portavoz de la plataforma por el Bosque Urbano de Málaga, Pedro Sánchez, ha recordado que son 40.000 firmas las que en su día se recabaron para esta iniciativa. Sánchez ha explicado que la moción que se debatirá este viernes en el pleno pide la modificación del PGOU vigente para la creación del anhelado pulmón verde y que se inicien los trámites necesarios para la obtención de los terrenos que aún no son de titularidad municipal. Ha insistido a su vez en que «se debe constituir un grupo de trabajo coordinado con el OMAU, para buscar la colaboración de personas expertas procedentes de ámbitos como la Universidad de Málaga o los Colegios Profesionales», un proceso que a su juicio, segñun recoge la moción, «debe fomentar la participación de las asociaciones vecinales».

Ha revelado que el proyecto cuenta con todas las características «para financiarse a través de los fondos europeos LIFE». Sobre este particular también han incido Ysabel Torralbo y Eduardo Zorrilla, por parte de Málaga Ahora y Málaga para la Gente, respectivamente.

Los planes del Ayuntamiento: sin inversores

Torralbo, después de insistir en la necesidad de «equilibrar una zona tan poblado con un gran espacio verde», ha manifestado que, puesto que «el proyecto de urbanización no está aprobado, tampoco se han consolidado plenamente los derechos, que se pueden permutar». De hecho, como ha recordado Zorrilla, «buena parte de los suelos de esta zona provienen de permutas anteriores». Él mismo ha manifestado que «por tanto, el equipo de gobierno miente cuando afirma que cualquier modificación tendría coste económico. Como ha recordado, además, «Europa no financia especulación».

La propia Torralbo ha desvelado que incluso la SAREB, propietaria de parte de los terrenos, ha desistido del proyecto de edificación, «porque ni siquiera le sale rentable». Esto se debe, según ha asegurado, «a la multitud de informes que acreditan la alta contaminación de los terreno». La ley exige que cualquier proyecto de urbanización pase por una previa de los terrenos, «lo que aumenta enormemente los costes», motivo por el que de nuevo ha abogado «por la fitorremediación» (el uso de vegetales), «como primer paso para el Bosque Urbano». Ambos portavoces se han mostrado igualmente de acuerdo que en los fondos LIVE de la Unión Eurepa, para proyectos verdes de los municipios, son un buen mecanismo para obtener parte de la financiación y han confiado en que «se escuche a la ciudadanía», en palabras de Zorrilla.

 

Por su parte, el concejal Juan José Espinosa, ha recordado que se trata de una demanda histórica de los habitantes de los distritos afectados y de Málaga en general, y que el PP y C´s deben dejar de ser “promotores del negocio urbanístico privado y saldar deudas con esta parte de la ciudad”