IU deja un legado de trabajo y lucha por Málaga en el Parlamento Andaluz

El parlamentario andaluz por Málaga, José Antonio Castro, ha cedido hoy de manera simbólica el testigo del trabajo realizado estos años a su compañero de formación y candidato de Adelante Andalucía, Guzmán Ahumada.

Ambos, acompañados de la sindicalista y también candidata, Pepi Lupiañez, han presentado esta mañana el balance del grupo parlamentario andaluz y de Castro en particular, que en cifras ha supuesto para la provincia de Málaga la presentación de 364 iniciativas relacionadas con todo tipo de necesidades y demandas de colectivos sociales y laborales, así como del propio programa electoral de IU.

 

El hasta ahora parlamentario andaluz recuerda que la legislatura ya comenzó con mal pie para la mayoría social por el acuerdo suscrito entre Susana Díaz y Ciudadanos y por una presidenta, “que se ha tirado media legislatura envuelta en la bandera de España, logrando apoyos para la investidura de Rajoy y olvidándose de los intereses de Andalucía”

En este escenario, Izquierda Unida se situó desde el principio como herramienta para acompañar y dar soluciones a esa mayoría social, estando presente en todos los conflictos sociales y laborales. Es en esa Andalucía, añade Castro, en la que los indicadores macroeconómicos y la supuesta recuperación no llega a los hogares.

 

Castro, además, ha sido representante de Izquierda Unida en la Comisión de la Radio Televisión Andaluza, en la de Empleo, Empresa y Comercio, así como en la de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

 

Sobre la primera, añade, han sido cuatro años muy difíciles para “la casa” como él llama a la RTVA, e IU ha estado en consonancia con los trabajadores y trabajadoras “de recuperar La Nuestra, de conseguir un servicio de calidad que ayude a vertebrar la tierra recuperando los objetivos marcados en la carta”:

Es en el Empleo donde la lucha ha sido titánica, ya que el principal escollo es que la Consejería funciona con las mismas estructuras que tenía “cuando fue foco de corrupción del gobierno andaluz”.

 

Castro dice sentirme especialmente orgulloso en este apartado de haber solucionado los problemas de los ex trabajadores de Hitemasa (la antigua Interlhorce), presentando una Proposición No de Ley que permitió que pudieran recibir las ayudas y pensiones previstas por ser afectados por expediente de regulación.

Tanto en la provincia como en el resto de Andalucía, el diputado ha trabajado, desde la obsesión por el empleo público, con 061, 112, salud responde o Andalucía Emprende, que están viendo como ganan en los tribunales y el gobierno no actúa.

En Medio Ambiente, IU planteó en el Parlamento una moción con 36 medidas en defensa de la gestión del agua con las que, en tres años, se hubiera acabado con el problema del saneamiento integral. Fue aprobada, pero no puesta en marcha por el gobierno andaluz, “y estamos en un callejón sin salida, donde Málaga se lleva la peor parte”.

 

José Antonio Castro concluyó diciendo que desde Izquierda Unida deja un legado, un tejido organizado y una red social para construir una alternativa desde Adelante Andalucía.

 

Susana Díaz tiene en un cajón cogiendo polvo el Estatuto de Andalucía que daría solución a los problemas reales

 

El actual coordinador provincial de Izquierda Unida y candidato de Adelante Andalucía, Guzmán Ahumada, agradeció el “trabajo, compromiso y dedicación” de Castro, cuyo testigo recoge para seguir “garantizando que la voz y los intereses de malagueños y malagueñas sigan estando en Sevilla”.

Ahumada advirtió que la solución a las luchas y conflictos no vendrá de manos de quienes los han provocado por su ineficacia, ni por aquellos que vendrían a aplicar políticas neoliberales que traerán mayor desigualdad. “Ni unos, ni otros creen realmente en Andalucía, a pesar de que enarbolan la Blanca y Verde”. El líder de IU ha aludido a la presencia hoy de Susana Díaz en Antequera para asistir a los actos en conmemoración del 40 aniversario del Pacto de Antequera. Eso no significa que crea y luche por los principales valores que representa, igual que el 4-D o el andalucismo histórico de los que tanto sabemos en Málaga, y que tienen como hilo conductor que las circunstancias andaluzas hay que resolverlas con políticas diferenciadoras, con un espíritu que en nada que tiene que ver con lo que ha hecho el gobierno andaluz”

El coordinador de IU aseveró que mientras la Comunidad se encuentra “en la cúspide” del desempleo y desigualdades, “el Estatuto de Autonomía, que sí plantea esa política diferenciadora sigue cogiendo polvo en un cajón” y acusó a Susana Díaz de haber estado pendiente de sus aspiraciones personales “para liderar su partido en Madrid y se ha encontrado con un portazo”.

 

Por el contrario, añadió, “Tomamos como compromiso con la mayoría social de Málaga que sus problemas seguirán estando presentes en la agenda andaluza” y que trabajarán porque sean realidad realidad esas demandas, recordando que en la medida de la representación que tenga la nueva coalición se podrán posibilitar dichos cambios.