Manifestación en apoyo a los trabajadores de Hostelería

warning: Parameter 6 to emvideo_flickr_sets_video() expected to be a reference, value given in /home/iumalaga/public_html/sites/all/modules/emfield/emfield.module on line 593.

Más de un millar de personas se manifestaron, el viernes 26 de marzo, según el sindicato CC.OO., por las calles de Málaga contra el desempleo en la hostelería, los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y los concursos de acreedores que se presentan "sin justificación".

 

A la misma acudió el diputado europeo, Willy Meyer, así como miembros de la Dirección Provincial de Izquierda Unida y entre ellos su coordinador, José Antonio Castro.

La protesta que se inició a las 11:30 horas en el Centro Cívico de la Misericordia, de la capital malagueña, transcurrió hasta las puertas de la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía, en Muelle Heredia, donde se llevó a cabo una concentración y los representantes de los sindicatos de clase fueron recibidos por el Delegado provincial de Empleo, Juan Carlos Lomeña, al que le trasladaron su preocupación por la grave situación que atraviesan los trabajadores y trabajadoras de la hostelería y le solicitaron que se arbitren medidas para buscar salidas adecuadas para el sector y la conservación del empleo.

 

La marcha, que transcurrió encabezada por una pancarta con el lema “La Hostelería en Lucha. Basta ya de expedientes y despidos”, firmada por los convocantes, es decir, por los sindicatos CC.OO., UGT y CGT de la provincia de Málaga.

La Secretaria provincial de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO, Lola Villalba, subrayó el importantes seguimiento que se produjo a la manifestación teniendo en cuenta que muchos trabajadores y trabajadoras no han podido acudir al ser un día laboral.

  En la provincia, según Villalba, el empleo hotelero ha disminuido durante el último año en un 15,9 %, con una pérdida de 2.205 empleos. Además, se han registrado 35 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) temporal. En la actualidad, recordó, “hay dos hoteles de cinco estrellas en la provincia que continúan cerrados --Los Monteros y Las Dunas--, los cuales están inmersos en sendos concursos de acreedores".

En la Costa del Sol también hay varios establecimientos de esta categoría que están abiertos pero inmersos en concursos de acreedores: Torrequebrada, Byblos, Incosol, Guadalpín Marbella y Guadalpín Banús.

“En el municipio de Marbella también hay otro hotel de cinco estrellas, el Don Carlos, que ha presentado un ERE temporal que afecta a 87 trabajadores y que está pendiente de resolución administrativa, ya que ha terminado el periodo de consulta sin acuerdo", apostilló, y añadió que en Fuengirola (Málaga) hay un expediente de extinción que afecta a 25 trabajadores en el Hotel las Palmeras, "que se encuentra en periodo de consulta".

El Secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO. de Andalucía, Gonzalo Fuentes, señaló que la única solución para la situación de los hoteles de la Costa del Sol es que las instituciones intervengan y "cambien de manos la dirección de los hoteles o por el contrario los establecimientos cerrarán".

Fuentes ha denunciado que actualmente hay ocho concursos de acreedores en ocho hoteles "iconos de la hostelería de la Costa del Sol", a la que ha calificado de "buque insignia del turismo en Andalucía".

Por su parte, el Presidente del Comité de Empresa del Hotel Los Monteros de Marbella, José García Osorio, ha explicado que los trabajadores del hotel están "secuestrados" por un empresario que "caprichosamente llegó al hotel y dejó de pagar". "Llevamos quince meses sin cobrar, seguimos dados de alta en la Seguridad Social y no podemos acceder a las prestaciones por desempleo", ha denunciado García Osorio.

Los Monteros, un hotel de cinco estrellas gran lujo con 45 años de historia, por 115 millones de euros, fue adquirido en diciembre de 2008 por el grupo ruso North-West Oil -afincado en Moscú y especializado en el transporte y la reconversión de crudo, así como en la construcción de plantas petrolíferas-. La nueva propietaria se comprometió a asumir las deudas mantenidas por el hotel con Hacienda, Seguridad Social, una entidad bancaria y la plantilla de trabajadores, a la que en la actualidad se le adeudan seis mensualidades.