IU propone medidas para evitar el “apagón postal y la pérdida de empleos en Correos

Izquierda Unida, Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) en defensa de la viabilidad de Correos y contra el “apagón postal”.En 2008, el Parlamento Europeo aprobó la Tercera Directiva Postal que abrirá completamente a la competencia los servicios postales en enero de 2011. Una apertura a la competencia que únicamente considere la prestación de los servicios postales desde una óptica de estricto beneficio económico, podría fácilmente marginar a aquellos ciudadanos que por razón de residencia (zonas rurales, alejadas del núcleo urbano o del lugar donde el negocio postal sea rentable) o bajo poder adquisitivo, se vieran privados de acceso a un servicio básico.A esta inminente liberalización de los mercados postales europeos y ante la posibilidad de que según se oriente en nuestro país esa apertura pueda derivarse en un deterioro en la prestación, IULV-CA considera conveniente reformar la legislación española para adecuarse a la directiva.En esa misma línea, los sindicatos están movilizándose para defender la viabilidad de Correos y contra el denominado “apagón fiscal”. Se trata de defender un cambio de rumbo por parte de los ministerios de Hacienda (propietario) y Fomento (regulador) para evitar el más que probable apagón postal y la consecuencia de miles de empleos al que se está condenando a la más antigua empresa pública de España (más de 500 años y 65.000 trabajadores).Según José Antonio Castro, diputado por Málaga y firmante de la PNL junto al coordinador general Diego Valderas, ninguno de los dos ministerios ha hecho propuesta alguna ni de Ley Postal, ni de modelo financiero ni de plan estratégico o de inversiones. “Las consecuencias no podían ser otras que un Correos debilitado económicamente, con un déficit de 64 millones de euros para 2009 y 151 millones para 2010, con una reducción de plantilla en el último año de más de 2.000 puestos, que impedirá ser competitiva a la empresa y prestar un servicio público en condiciones. A ello hay que añadir las medidas del Gobierno de recortar en un 4 por ciento el gasto de personal y no reposición de vacantes, lo que provocará otra merma de 3.000 empleos. Con todo ello, el Gobierno le pone la puntilla al operador”.En su Proposición No de Ley, Izquierda Unida recuerda que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero debe aprovechar la Presidencia Europea para imponer una moratoria a la tercera directiva postal y promover una ley estatal que designe a Correos como prestador preferente del Servicio Postal Universal. “Esto no impide en absoluto ni mandata en sentido contrario la directiva. Además, esa ley debe incluir barreras de acceso claras para evitar la entrada masiva de operadores privados al mercado postal español”.Además, la PNL propone una serie de medidas de carácter económico y estratégico que evite un mayor deterior de la empresa pública española y que se establezcan cauces permanentes de diálogo y negociación con los representantes de los trabajadores encaminados a alcanzar medidas de empleo y promoción, de salud laboral e igualdad en el marco de un servicio de Correos como prestador preferente del Servicio Posta Universal.