IU no asiste a la inauguración de las obras del centro de arroyo de la miel en protesta por su mala gestión y su deslucida conclusión

Izquierda Unida de Benalmádena ha decidido no acudir a los actos de inauguración de las obras del centro de Arroyo de la Miel, que se han realizado con los fondos del Estado, en protesta “por la mala gestión que ha realizado de ellas el gobierno del Señor Moya y del Señor Fortes, lo que a su juicio  ha originado entre otra cosas un terminado de las obras muy deslucido”.Izquierda Unida recuerda que “cuando se produjo la inmoral moción de censura los proyectos quedaron listos y dispuestos para su ejecución Incompresiblemente.”, continúan, “decidieron variar los proyectos incluidos algunos materiales”. Además, Izquierda Unida considera extraño y de necesaria aclaración  que el Ayuntamiento haya tenido que destinar recursos para unos proyectos que venían financiados cien por cien por el Estado, cuestiones que el Sr. Fortes no supo aclarar en el último Pleno cuando fue preguntado por ello. Elena Benítez, portavoz de IU en el consistorio benalmadense, ha declarado que “este desgobierno municipal más que cortar cintas debería dar explicaciones. Los benalmadenses tenemos derecho a saber los porqués de tantos errores cometidos y cuánto nos van a acabar costando.”Benítez considera que “existe un clamor popular que no entiende qué ha ocurrido para que se tenga que levantar alguna avenida hasta cuatro veces, que las principales arterias del centro estén parcheadas, o que hayan instalado tan escasa luminaria”.La coalición de izquierdas entiende como escandaloso que “una obra recién terminada presente un aspecto tan deslucido y envejecido.” Benítez entiende que “hemos perdido una nueva oportunidad, si bien”, aclara, “hemos conseguido modernizar una parte de la ciudad que estaba atrasada. El Sr. Moya y el Sr. Fortes han conseguido estropear el resultado final.”. Izquierda Unida ya realizó un acto de inauguración de alguna de las zonas en obras con los propios vecinos del lugar y considera que las operaciones de propaganda de este gobierno municipal no van a ocultar el malestar ciudadano.