24 ayuntamientos se quedan fuera del decreto de reducción de peonadas tras las fuertes lluvias

 El pasado día 23, en el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el Real Decreto Ley 2/2010, de 19 de marzo, sobre reducción del número mínimo de jornadas reales cotizadas para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria a favor de los trabajadores eventuales agrarios afectados por las inundaciones acaecidas en las comunidades de Andalucía y Extremadura.En la actualidad son 35 las jornadas necesarias para acceder al subsidio y el Decreto las rebaja hasta 20. Tras las fuertes lluvias padecidas en la provincia se han producido pérdidas generalizadas en el campo y los trabajadores agrarios no alcanzarán el número de peonadas suficientes. El Gobierno ha rebajado la cantidad de jornadas a 20, lo que a juicio de Izquierda Unida siguen siendo muchas.Pero, lo peor estaba por llegar al comprobar que el decreto no incluye a todos los trabajadores afectados puesto que 24 municipios se quedan fuera del Decreto. Se trata de Almargen, Alpandeire, Ardales, Atajate, Benahavís, El Burgo, Casabermeja, Colmenar, Cuevas de San Marcos, Cuevas del Becerro, Farajan, Fuengirola, Fuente de Piedra, Gaucín, Humilladero, Igualeja, Jubrique, Rincón de la Victoria, Sierra de Yeguas, Totalán, Villanueva de Algaidas, Villanueva de Tapia, Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco.El responsable provincial de Política Municipal e Institucional de Izquierda Unida, Manuel García Peláez, considera incomprensible que unos trabajadores se beneficien y sus vecinos, afectados por la reducción de trabajo a causa de las mismas fuertes lluvias, queden excluidos de las ayudas.Esta “cicatera e incomprensible” situación perjudicará a las familias afectadas, que necesitará 35 jornadas, y a la economía de los municipios que no han sido incluidos.Por tal motivo, Izquierda Unida ha puesto ya en marcha una serie de iniciativas encaminadas a subsanar esta decisión gubernamental, y los alcaldes y grupos municipales están promoviendo mociones que instan al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero a incluir en el Decreto a todos los trabajadores eventuales agrarios sin excepción (se aporta).