Exigimos al Gobierno explicaciones por autorizar a grupos provida que acosan a mujeres que trabajan o asisten a clínica ginecológica