Marbella no tiene nada que celebrar el Día Internacional de las Personas Con Discapacidad y sí mucho que reivindicar